Gel coat y top coat, características y particularidades

En este artículo te vamos a contar todo lo que necesitas saber acerca de los Gel coats y Top coats.

Ambos son productos formuladas a partir de base de resina de poliéster o viniléster a las que posteriormente se les añade otros componentes o aditivos como pigmentos, dispersantes, nivelantes, desaireantes o filtro UV. 

El gel coat y el top coat es mucho más que una pintura, dado que otorga a la pieza color, brillo, dureza superficial, resistencia a la intemperie, a la osmosis, al rayado… Nuestro abanico de colores es muy amplio, ya que trabajamos con la carta Ral.

 

Tipos de gel coat y top coat

Ya que ambos están formulados con resina, dependiendo de la naturaleza de la misma el gel y top coat variará.

– Gel coat/Top coat orto: Calidad básica, la base es una resina de poliéster ortoftálica.

– Gel coat/Top coat iso: Calidad alta, la base es una resina de poliéster isoftálica.

– Gel coat/Top coat iso npg: Calidad muy alta, la base es una resina de poliéster isoftálica neopentilglicol, su resistencia a exteriores es la más alta del mercado. El más usado en barcos, piscinas y platos de ducha por sus cualidades.

– Gel coat Viniléster: base de resina viniléster, de características químicas idóneas para la fabricación de moldes. Alta resistencia térmica.

Todos los gel coats y top coats pueden encontrarse en nuestra web en versión brocha/rodillo o pistola, podrá escoger dependiendo del método de aplicación que vaya a utilizar.

 

Diferencias entre gel coat y top coat

Los gel coats y los top coats tienen muchas similitudes, y una única diferencia clave, que hace que estén destinados a usos diferentes. La particularidad entre ambos es que el top coat tiene añadido un porcentaje de una solución hecha a base de parafina.

Los gel coats
Deben ser usados cuando nuestra pieza vaya a ser fabricada sobre un molde, ya sea rígido o flexible.

Los top coats
Usaremos un top coat cuando la pieza o zona ya esté fabricada y/o desmoldada y necesitemos pintarla de nuevo. La parafina que hemos añadido al gel coat para transformarlo en top coat se desplazará a la superficie, la sellará y evitará que la pieza tenga pegajosidad (tack).

A tener en cuenta:
Los gel coats y top coats deben de ser catalizados con peróxido al 1,5-2% aproximadamente.